CARACTERÍSTICAS DEL TOTALITARISMO DE DERECHAS. EL FASCISMO ITALIANO.

A. Características comunes de los totalitarismos de derechas.

Italia y Alemania cambiaron su sistema político por otro dictatorial de la época de entreguerras. Primero sería el país mediterráneo en 1922 y Alemania en 1933. Características comunes fueron:

1)Elevación del líder a la categoría de que “nunca se equivoca” y a quien se obedece ciegamente: será el Duce en Italia o el Fhürer en Alemania.

2)Nacionalismo radical, agresivo, expansionista y militarista (teoría del “espacio vital alemán”). Empleo de mitos para exaltar a la patria: grandeza de la nación italiana (Imperio Romano), o superioridad de la raza aria alemana que quedan expresados en sus banderas: fasces de la Roma antigua o cruz gamada alemana.

3)Defensa de un Estado todopoderoso, por encima de los individuos y de los grupos sociales como aparato de control de todos los aspectos de la vida del ser humano.

external image 6a00d8341c04d953ef0105369d76b4970c-800wi4)Existencia de un partido único y eliminación de todos los demás.

5)Fanatismo, dogmatismo (posesión de la verdad) e irracionalismo, que no admite la discusión libre de ideas, sino el enfrentamiento violento y la represión de quien no piense como ellos.

6)Anticomunismo violento y persecución de sus afiliados.

7)Existencia de agrupaciones paramilitares uniformadas (Fascios de Combate italianos, Secciones de Asalto alemanas) que se enfrentaban a los opositores en violentas batallas callejeras.

8)Xenofobia y racismo, especialmente en Alemania, en contra de las razas o individuos que consideraban inferiores: judíos, gitanos, homosexuales, deficientes, etc. La raza superior era, para ellos, la aria.

9)Antifeminismo: según los nazis el objetivo de la mujer ideal se define en las tres “K” (Kinder, Küche y Kirche o Niños, Cocina e Iglesia). Superioridad del hombre sobre la mujer, del militar sobre el civil y del miembro del partido sobre el que no lo es.

10)Oposición al orden internacional establecido al que consideran injusto: retirada de la SDN y anexiones de territorios.


B. El fascismo italiano.

La situación económica desastrosa (paro, inflación, carestía de precios, ocupación de tierras y de fábricas por campesinos y obreros, etc.) y las frustraciones nacionalistas, dieron fuerza a grupos de insatisfechos se organizaron en fascios de combate dirigidos por un antiguo militante socialista y periodista llamado Benito Mussolini para lanzarse a la conquista del poder. Habían de apoyarle grupos de terratenientes, amplios sectores de la burguesía y militares descontentos. Estos sectores, temerosos del incremento de los comunistas en el país, presentaron al rey Víctor Manuel III la propuesta de que solo un régimen fascista fuerte podría salvar al Estado.

external image +marcharoma2.jpgTras la llamada“marcha sobre Roma” (1922), Mussolini recibe el encargo del rey de formar un gobierno que poco a poco irá desmontando todos los mecanismos democráticos hasta convertirse en un Estado fascista. Será un Estado todopoderoso que controló todas las organizaciones sociales de funcionarios y obreros, sostenido por un partido único (Partido Nacional Fascista) y con un líder indiscutible: el dulce.

En política económica se buscó la autarquía y la intervención del Estado en todos los sectores. En política exterior se trató, mediante el expansionismo, de recuperar la antigua gloria romana intentando la conquista de otros territorios como Etiopía en 1935 y de Albania en 1939.


LA ALEMANIA NAZI.
A. La frágil República de Weimar.
Al finalizar la Primera Guerra Mundial en 1918, el régimen Imperial o Sengundo Reich fue eliminado y sustituido por la República de Weimar, democrática, federal y presidencialista. Las circunstancias fueron adversas para la joven República: por un lado Alemania tuvo que sufrir el humillante Tratado de Versalles, rechazado por la mayoría de la población; por otro, la ruina económica sumió al país en el paro y una terrible inflación. Los partidos de izquierda (comunistas y socialistas) pusieron en jaque al Estado mediante huelgas y alzamientos armados (sublevación espartaquista). Para hacerles frente iban tomando cuerpo agrupaciones de fanáticos de extrema derecha, nacionalistas, revanchistas, racistas y agresivos, que contaban con el apoyo de la burquesía y las clases medias temerosas de que los comunistas alcanzasen el poder. El más importante de estos grupos fue el Partido Obrero Alemán (DAP)B. Los orígenes del nazismo en los años 20.
external image images?q=tbn:ANd9GcTfM72wEJMsKcuHU7ZJCCUUsdfiaSP7a01oqS3RDpT_0PsFUnn1cKbOzPPp7wAdolf Hitler, acabada la guerra ingresó en el Partido Obrero Alemán en 1919 rebautizándolo como Partidario Obrero Nacionalsocialista Alemán (NSDAP) o Partido Nazi. Desarrollando una intensa actividad política y siendo un brillante orador pronto sería su líder más representativo. En 1923 este partido intenta hacerse con el poder mediante un golpe de Estado contra la República de Weimar denominado putsch de la cervecería de Munich. El fracaso del golpe le llevó a la cárcel junto con otros de sus correligionarios. En los trece meses que pasó en prisión escribió Mi lucha.
Tras su salida de la cárcel y entre los años 1925 a 1929 Hitler reorganiza su partido con miras a la conquista del poder usando un doble camino: por un lado, la vía de las urnas presentándose a las elecciones tras intensas y hábiles campañas propagandísticas. Por otro, al recibir la ayuda de sus partidarios, agrupados paramilitarmente, que le fueron hallando el camino al atacar a la oposición: las Secciones de Asalto o S.A. y las Secciones de Protección al Fhürer (S.S.).
C. Hitler y la llegada del nazismo al poder.
external image nazis1934.jpg
La crisis económica de 1929 y la subsiguiente Gran Depresión relanzaron de nuevo al Partido Nazi que experimentó un espectacular incremento de afiliados. La inflación, el paro, el hambre, las batallas callejeras entre comunistas (Frente Rojo) y organizaciones nazis paramilitares (SA y SS) o el temor al comunismo hicieron que muchos alemanes considerasen necesaria la existencia de un régimen fuerte y autoritario que restaurara el orden social. En votos. El Presidente de la República, el mariscal Hidemburg, encargó a Hitler formar un gobierno, siendo nombrado Canciller en enero de 1933 e instaurando, desde la legalidad, una dictadura: suspende la Constitución, prohíbe los partidos políticos y los sindicatos e impone como partido único al nazi. Tras proclamarse Presidente hace nacer un nuevo Estado: el Tercer Reich. Desde la Presidencia puso en marcha una economía orientada al rearme, a la expansión y finalmente a la guerra.
Vídeos relacionados:-Resumen del fascismo.-El totalitarismo.

Cristina Rodríguez Rada y Javier Rubio González.

Democracias y dictaduras en los años 30


A. La crisis de los regímenes democráticos
Tras la Primera Guerra Mundial, en el plano político se consolida democracia en bastantes países europeos (Francia, Reino Unido, Holanda, Bélgica, Suiza, Checoslovaquia, países nórdicos...). La democracia se robusteció en ellos al reconocerse el sindicalismo ( libertad sindical) y las mejoras que defendía el socialismo reformista ( seguro de enfermedad, desempleo y jubilación) y también al implantarse el sufragio universal: las mujeres alcanzan el derecho al voto en muchos países.Pronto los regímenes democráticos sufrieron los ataques de los totalitarismos* de izquierdas (comunismo) o de derechas ( fascismo italiano o nazismo alemán). Ambos movimientos eran enemigos de la democracia liberal.
Las democracias se tambalearon por la penosa situación económica de este período, especialmente tras la crisis de 1929 y la Gran Depresión que le siguió. La idea de una revolución comunista al estilo de la que había triunfado en Rusia comenzó a tomar cuerpo en muchos países. Una buena parte de las clases medias y altas, temerosas del fantasma del comunismo, querían un Estado fuerte que impusiese el orden, la disciplina y mantuviese intactos sus privilegios de clase: apoyaron al fascismo y nazismo nacientes.

B. La URSS bajo la dictadura de Stalin
Muerto Lenin, el poder personal del nuevo líder Stalin permaneció en la URSS desde 1924 a 1953. Se caracterizó por:
1) Culto a la personalidad del líder.
2) La consolidación del comunismo en la URSS.
Stalin no dudó en perseguir primero y ejecutar después a cualquier persona, incluso a los viejos líderes de la Revolución, que discrepasen de las ideas de Lenin o de las suyas propias. Durante su mandato un número próximo a los 20 millones de personas fueron perseguidas y , muchas, eliminadas en la URSS.
El dictador optó por la planificación de la economía desde Moscú para:
1) Garantizar la completa independencia económica y militar de la URSS. Para ello creó una poderosa industria pesada y armamentística capaz de igualar y superara la de los países capitalistas más avanzados. Quería poder protegerse de una posible intervención militar y desligarse de la dependencia económica. Los beneficios obtenidos en el sector agrícola se invirtieron en este campo.
2) Colectivizar la propiedad de la tierra y de la agricultura, eliminando las explotaciones agrarias privadas y seportando a Siberia a los campesinos propietarios que se opusieran a ella. El campesinado fue agrupado en granjas colectivas (sovjoses) y cooperativas (koljoses).
3) Planificar todo el proceso a nivel estatal, centralizando la economía, mediante la adopción de los llamados Planes Quinquenales desde 1928. Pese a los fracasos (varias crisis agrícolas, hambrunas y sufrimientos de la población), los éxitos de los Planes fueron indudables. Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, la URSS era la tercera potencia industrial del mundo. Su poderosa maquinaria militar detendrá y derrotará al nazismo.


Totalitarismo
Régimen político con un líder que ejerce fuerte intervención en todos los órdenes de la vida nacional, concentrando la totalidad de los poderes estatales en manos de un grupo o partido que no permite la actuación de otros. Puede ser de izquierdas o de derechas.

Regímenes políticos en la Europa de los años treinta.
external image Europa_Regimenes_de_entreguerras.jpg

Stalin planifica el urgente desarrollo de la URSS:
"¿Quieres que nuestra madre patria socialista sea castigada y pierda su independencia? Si no quieres que esto ocurra debes poner fin a nuestro retraso cuando antes... Estamos a cincuenta o cien años por detrás de los países avanzados. Debemos recuperar esta distancia en diez años. O lo hacemos o nos destruirán".
JOSEIF STALIN (1931)

Vídeos relacionados
Stalin
Stalin
Stalin

Álvaro Reíllo Gómez