La Segunda Guerra Mundial


El camino hacia la Segunda Guerra Mundial


-A) El rearme alemán y la teoría del espacio vital.

En 1935, Hitler, haciendo caso omiso de las cláusulas del tratado de Versalles que prohibían el rearme alemán, lo inició de forma masiva: fue una manera de relanzar la economía y absorber el paro. En Alemania se instauró una “economía de guerra” controlada por el Estado que exigía una estricta disciplina laboral. Las grandes empresas tenían que apoyar la política del nuevo Reich al intuir grandes beneficios económicos.

Hábilmente hizo creer a la mayoría de la población de su país que el nazismo era el único camino para sacar a Alemania de la crisis económica, la decadencia y elevarla a la categoría de gran potencia. Los alemanes, en su mayor parte, le creyeron, le apoyaron y le dieron su confianza. Así Hitler emprendió pronto una política de expansión territorial para justificar su doctrina del espacio vital, es decir, aquel espacio necesario para que Alemania fuese la potencia hegemónica de Europa con una economía completamente autárquica.


-B) El expansionismo nazi.

Apoyado por un ejército cada vez más potente y disciplina, Hitler iniciaba el expansionismo nazi que se dirigió primero a los territorios de habla alemana: remilitarización de Renania en la frontera franco belga en 1936, y anexión de Austria (Anschluss) en marzo de 1938.

Pero Hitler necesitaba más territorios que le garantizasen mano de obra, materias primas y recursos alimenticios. Todas sus peticiones fueron aceptadas por las potencias democráticas en la Conferencia de Munich (1938), en la que las grandes potencias europeas creyeron encontrar el camino de la paz y el fin de las reivindicaciones nazis. Se dio luz verde a la anexión de la región de los Sudetes en Checoslovaquia (septiembre de 1938), donde vivían tres millones de personas de habla almena. Checoslovaquia desaparecía como Estado independiente, y se convirtió en un satélite de Alemania; también se ocupó el puerto de Memel en Lituania. Paralelamente la Italia fascista en su afán de expansión ocupaba Albania y amenazaba a Grecia.

¿Hasta dónde llegaría la voracidad nazi de territorios? Polonia sería la próxima victima. Occidente comenzaba a reaccionar: Francia y Gran Bretaña amenazaron a Alemania con la guerra si atacaba a Polonia y a Italia si invadía Grecia. Ante la amenaza, Hitler y Mussolini firmaban, en mayo de 1939, el pacto de Acero prometiéndose ayuda militar mutua.

El renacimiento de Polonia tras la Primera Guerra Mundial se había hecho, en parte, gracias a territorios tradicionalmente alemanes (parte de Prusia) y para que el nuevo Estado tuviese una salida al mar Báltico, se había creado el “corredor polaco” hasta el puerto de Danzig: el territorio alemán quedaba así dividido en dos partes lo que resultaba intolerable para los nazis. Hitler se preparó a la invasión y realizo un hábil juego diplomático que le cubriese las espaldas si Occidente le declaraba la guerra: firmó con la URSS un pacto secreto de no agresión por el cual ambos países se repartían Polonia, quedando así el territorio alemán de nuevo unificado. El 1 de septiembre de 1939 Alemania invadió Polonia occidental y a los pocos días la URSS hizo lo propio con Polonia oriental. Había comenzado con esta acción bélica la Segunda Guerra Mundial, ya que en Gran Bretaña y Francia le declaraban la Guerra al Tercer Reich cumpliendo sus comprimisos con la invadida Polonia


external image ImageVaultHandler.aspx
external image 262.jpg
Vídeo:
http://www.youtube.com/watch?v=7Mecu4SmlTU
Marta Serna 4ºB


La segunda guerra mundial

file596.jpg

Las Victorias del eje de 1939 a 1942

En Europa, Alemania desencadenó una guerra relámpago que en dos años le llevará a ocupar Polonia, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Francia, Dinamarca, Noruega, Yugoslavia y Grecia. El objetivo primordial era obligar a Gran Bretaña a capitular: Bombardeos masivos arrasaban Londres y otras ciudades para doblegar a la población (Verano de 1940). Los británicos resistieron, y sin tener el dominio del aire. Hitler no se atrevió a invadir el país. Los submarinos alemanes fracasaron en el bloqueo a Gran bretaña sin impedir la llegada a la isla de suministros.

En junio de 1914 los nazis rompen el pacto germano-soviético e invaden la URSS, iniciando un rápido ataque que les va a permitir conquistar en un año Estonia, Letonia, Lituania, Bielorrusia y Ucrania. Las tropas alemanas llegaban a las puertas de Leningrado, Moscú y Stalingrado. Allí fueron detenidas por el mal tiempo y los ejércitos de Stalin.

En África las tropas del Eje ocuparon el norte (Marruecos, Argelia, Tunez y Libia) tras una rápida y victoriosa campaña, dirigiéndose hacia el Egipto británico.
En Asia, Japón había también buscado su espacio vital ocupando tierras en el continente (Corea y extensas zonas de China). En su macha victoriosa hacia el sureste asiático chocó con los intereses norteamericanos y británicos de la zona. En diciembre de 1941 los japoneses atacaron, por sorpresa, la flota de los UU.EE. En la base naval de Pearl Harbour (Hawai). Norteamérica, que hasta entonces se había mantenido neutral, entró en guerra contra el Eje con todo su poderío militar e industrial.

000347840.png

La derrota del eje de 1942 a 1945


segunda_guerra_mundial2.jpg


A partir de 1942 las potencias del Eje comienzan a peder terreno: el maiscal alemán Rommel fue derrotado por los britániocos en el norte de África en El alemein. En Rusia eran castigados duramente los ejércitos Nazis, en la batalla de Stalingrado. Tras desembaracar en Sicilia, los aliados ocupaban Italia y el régimen facista se derrumbó. La derrota alemana se posibilitaba tras el desembarco aliado en mormandía (6 de junio de 1944, Día D*) que permitió liberar el territorio francés.

En el pacífico las decisivas batallas aeronavales del Mar del Coral y Midway dieron la hegemonía naval y aérea de EE.UU. Se iniciaba la reconquista, isla a isla, de los territorios peridos. Las ciudades alemanas y japonesas fueron arrasadas por la aviación aliada hasta el final de la guerra. Por ejemplo Dresde (Alemania) sufrió un bombardeo que le acusó, en una noche, 130.000 víctimas.

La ofensiva conjunta de británico y norteamericanos por el Oeste y Soviéticos por el Este acabaron por aplastar a Alemania. Berlín fue tomada al asalto por las tres soviéticas: Hitler se suicidó, y el Tercer Reich capituló el 2 de mayo de 1945. Unos días de Mussolini fue ejecutado por partisanos comunistas al norte de Italia.

En Asia la resistencia japonesa era encarnizada, tanto es así para evitar muchas bajas propios, los EE.UU. Decidieron emplear una nueva arma: dos bombas atómicas fueron lanzadas sobre las ciudades Hiroshima y Nagasaki el 6 y 9 de agosto de 1945. A pocos días japón se rindió. Finalizaba la guerra.


bomba_nuclear.jpg


Vídeos relacionados
Segunda Guerra Mundial
Segunda Guerra Mundial


María José Solana. 4ºB.



Las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial


A) Pérdidas humanas y económicas.
Las víctimas de la Segunda Guerra Mundial son difíciles de precisar con exactitud: 55 millones de muertos serían aproximadamente,como consecuencia de los combates, de los bombardeos aéreos de las grandes ciudades, del hambre, de las enfermedades y de las ejecuciones en los campos de exterminio (unos 6000000 de judíos). Los países que más bajas sufrieron fueron la URSS , China, Polonia y Alemania. El mayor número de muerto se dio entre la población civil.

Las pérdidas económicas fueron enormes, sobre todo en los países donde se luchó: URSS, Alemania, Japón y Polonia. Ciudades bombardeadas, centros industriales arrasados o desmantelados por los vencedores, carreteras, puentes y vías férreas destruidos, agricultura abandonada por falta de mano de obra que había muerto en los campos de batalla. Las pérdidas económicas alcanzaron, aproximadamente, el billón de dólares de la época. La economía a nivel mundial se vió desajustada durante más de 20 años.
external image dresde3.jpg



B) Cambios políticos.
En las conferencias celebradas en Yalta y Postdam por los aliados (EE.UU., URSS y el Reino Unido) se decidió el futuro de los vencidos en los planos político y territorial. Los regímenes totalitarios que había en los países del Eje Berlín-Roma-Tokio fueron eliminados.
En Nuremberg (Alemania) se inició un proceso para juzgar y castigar a los principales dirigentes nazis acusados de crímenes de guerra. De 10 millones de afiliados al partido nazi, 150000 fueron considerados criminales de guerra, pero sólo fueron juzgados y condenados 3500. Se persiguió especialmente a los altos jefes del ejército, a los miembros de las SS y de la Gestapo (policía política). En Italia se persiguió a los jerarcas fascistas. Japón se desmilitarizó y se inició su democratización.
Europa Oriental quedó bajo el dominio de la URSS que haría de la zona su área de influencia. Europa Occidental, arrasada por la guerra, buscó la alianza y ayuda de los EE.UU. que se convierten en el líder político, económico y militar de la zona.
Muchas zonas de Asia y África, viendo que el Reino Unido y Francia estaban agotadas por la guerra y eran incapaces de reaccionar, inician el proceso de su independencia: la descolonización.
external image 2556408566_42c75ab304_b%5B1%5D.jpg


C) Cambios de fronteras.
Alemania cedió territorios a la URSS y a Polonia. Además fue ocupada por los aliados y dividida en cuatro zonas: soviética, norteamericana, británica y francesa. La URSS se anexionó territorios de Alemania (Prusia Oriental) además de Estonia, Letonia, Lituania y algunos territorios de Polonia, Rumanía, Finlandia y Japón. Polonia ocupó territorios alemanes y Bulgaria tierras de Rumanía. Albania se hizo independiente de Italia y esta última tuvo que ceder tierras a Grecia y Yugoslavia. Japón abandonó Corea y Manchuria (norte de China) y cedió islas del norte a la URSS. Las nuevas fronteras desplazaron de sus hogares a unos 30 millones de personas.

external image 129.jpg


Vídeo relacionado con las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial:
Consecuencias de la Segunda Guerra Mundial



Nerea Torres Giménez 4ºB